Asociaciones entre las características físicas y la velocidad de la cabeza del palo de golf: una revisión sistemática con metanálisis

Resumen

Fondo

Históricamente, el golf no tiene una fuerte tradición de pruebas de condición física y entrenamiento físico. Sin embargo, en los últimos años, tanto los jugadores como los practicantes han comenzado a reconocer el valor de un cuerpo más sano y en forma, debido a sus posibles impactos positivos en el rendimiento, concretamente la velocidad de la cabeza del palo (CHS).

Objetivo

El objetivo de este metanálisis fue examinar las asociaciones entre el CHS (medido mediante un conductor) y una variedad de características físicas.

Métodos

Se realizó una búsqueda sistemática de literatura con metanálisis utilizando las bases de datos Medline, SPORTDiscus, CINAHL y PubMed. Los criterios de inclusión requirieron que los estudios (1) determinaran la asociación entre las características físicas evaluadas en al menos una prueba física y CHS, (2) incluyeran golfistas de cualquier nivel de habilidad pero no tuvieran lesiones y (3) fueran revisados ​​por pares. y publicado en idioma inglés. La calidad metodológica se evaluó utilizando una versión modificada de la herramienta Downs and Black Quality Index y la heterogeneidad se evaluó mediante el q estadística y I2. Para proporcionar efectos resumidos para cada una de las características físicas y sus asociaciones con CHS, se utilizó un modelo de efectos aleatorios donde z-transformado r valores (es decir zr) se calcularon para permitir la agrupación del tamaño del efecto dentro del metanálisis.

Resultados

De los 3.039 estudios identificados inicialmente, 20 se incluyeron en el análisis final. CHS se asoció significativamente con la fuerza de la parte inferior del cuerpo (zr= 0,47 (intervalos de confianza del 95 % {IC} 0,24–0,69)), fuerza de la parte superior del cuerpo (zr= 0,48 (IC 95% 0,28–0,68)), desplazamiento del salto (zr= 0,53 (IC 95% 0,28–0,78)), impulso de salto (zr= 0,82 (IC del 95 %: 0,63–1,02)), potencia máxima de salto (zr= 0,66 (IC del 95 %: 0,53–0,79)), fuerza explosiva de la parte superior del cuerpo (zr= 0,67 (IC 95% 0,53–0,80)), antropometría (zr= 0,43 (IC 95% 0,29-0,58)) y capacidad muscular (zr= 0,17 (IC 95% 0,04-0,31)), pero no flexibilidad (zr= − 0,04 (IC del 95 %: − 0,33 a 0,26)) o el equilibrio (zr= − 0,06 (IC del 95 %: − 0,46 a 0,34)).

Conclusiones

Los hallazgos de este metanálisis resaltan una variedad de características físicas asociadas con el CHS. Si bien las asociaciones significativas variaron de triviales a grandes, la información notable es que el impulso de salto produjo la asociación más fuerte, la fuerza explosiva de la parte superior del cuerpo mostró asociaciones notablemente mayores que la fuerza de la parte superior del cuerpo, y la flexibilidad no fue significativa. Estos hallazgos pueden utilizarse para garantizar que los profesionales den prioridad a los protocolos de pruebas de aptitud física adecuados para los golfistas.

1 Introducción

El golf es un deporte que se practica a nivel mundial y se estima que a principios del siglo XXI lo practican 66 millones de personas en todo el mundo (1). Con el aumento de las tasas de participación, existe un creciente interés en la ciencia del rendimiento para el deporte, lo que se ha destacado por el reciente aumento de estudios centrados en el rendimiento, la medicina y la salud (2,3,4,5). Dada la amplia gama de habilidades de estos millones de golfistas, los autores a menudo han buscado categorizar a los jugadores según su habilidad. Por ejemplo, la declaración de consenso de la Federación Internacional de Golf sobre la notificación y el registro de lesiones en el golf sugirió tres clasificaciones descriptivas: (1) élite (jugadores profesionales que compiten en el circuito o aficionados que compiten en campeonatos amateurs nacionales o internacionales); (2) sub-élite (Profesionales docentes de la Asociación de Golfistas Profesionales (PGA), aficionados que compiten en torneos regionales, del condado y estatales, o con un hándicap ≤ 5); y (3) recreativo (discapacidad > 5) (6). Estas clasificaciones están determinadas por parámetros relacionados con las habilidades (es decir, métricas de rendimiento que combinan todos los aspectos del rendimiento de un golfista). Por ejemplo, el índice de handicap es una puntuación otorgada durante el golf recreativo, que proporciona a los golfistas una asignación de tiro en relación con su nivel de habilidad. Además, el índice de handicap también considera factores relacionados con la dificultad del campo, como la longitud de cada hoyo, la calificación del campo y la pendiente. Por el contrario, se otorga una puntuación “bruta” (sin ajuste en la puntuación final) para determinar el rendimiento en competiciones profesionales y amateurs de alto nivel. Aunque los parámetros relacionados con las habilidades diferencian las habilidades competitivas, el objetivo del golf sigue siendo el mismo: completar cada hoyo en el menor número de golpes posible y, en última instancia, lograr la puntuación más baja posible.

Desde el punto de vista de la preparación física, la investigación ha aumentado significativamente en los últimos años, y ahora se utilizan con frecuencia programas de entrenamiento para mejorar el rendimiento del swing (7). La capacidad de alcanzar la máxima distancia de tiro de golf (principalmente en los hoyos par 4 y 5) es de gran importancia, ya que se asocia con puntuaciones más bajas, suponiendo que se pueda mantener la precisión.8). Un factor esencial para lograr la máxima distancia de tiro es la velocidad de la cabeza del palo (CHS), que, si se incrementa, dará como resultado aumentos posteriores en otros parámetros críticos como la velocidad de la bola, la distancia de acarreo y la distancia total, cuando todas las demás variables se mantienen constantes.9). En consecuencia, CHS es una métrica utilizada consistentemente en el campo de la investigación del golf, ya que refleja el desempeño positivo en el deporte (10). Sin embargo, tanto la distancia como la precisión determinan el resultado de cualquier golpe dado, con una gran cantidad de características de lanzamiento (por ejemplo, velocidad de la bola, velocidad de giro, ángulo de lanzamiento) y factores de impacto (por ejemplo, ubicación del impacto, trayectoria del palo, ángulo de la cara) simultáneamente responsables de dónde se lanza el tiro. El tiro termina (11). A pesar de la importancia de estas métricas adicionales, casi todas las investigaciones hasta la fecha que vinculan el rendimiento del golf con las características físicas se han realizado utilizando CHS como indicador clave de rendimiento, con un enfoque sustancialmente menor en otras métricas de tiro o parámetros relacionados con las habilidades. Por lo tanto, comprender la asociación entre las capacidades físicas y el CHS proporciona información vital sobre qué cualidades físicas deben priorizarse para las pruebas y la preparación de los jugadores.

Se ha sugerido que varias características físicas contribuyen al rendimiento en el golf y al CHS (12, 13). Por ejemplo, investigaciones anteriores han informado que la sentadilla trasera con una repetición máxima (1RM) tenía una gran correlación con la CHS (r = 0,54; pag < 0,001) en treinta y tres golfistas masculinos de élite (14). Además, el mismo estudio también informó una gran correlación entre la altura del salto con contramovimiento (CMJ) y el CHS (r= 0,61; pag< 0,001) (14). Además de esto, también se ha demostrado que características adicionales, como la flexibilidad, son potencialmente importantes en el golf, con grandes correlaciones entre CHS y la rotación del tronco sentado en el sentido de las agujas del reloj y en el sentido contrario a las agujas del reloj.r= 0,52; pag< 0,001; r= 0,711; pag< 0,001, respectivamente) (15). Por lo tanto, la identificación de atributos físicos clave asociados con CHS permite a los practicantes probar y monitorear las fortalezas y debilidades de los golfistas, brindando sugerencias más apropiadas sobre cómo individualizar su entrenamiento físico (12, dieciséis), y fue el objetivo principal de este metanálisis. Si bien esto ya se ha informado en investigaciones anteriores sobre golf (13), el asociado rLos valores se obtuvieron directamente de cada estudio. Por el contrario, la presente investigación llevó a cabo análisis estadísticos más avanzados, lo que permitió realizar tamaños de efecto agrupados y proporcionar el mismo nivel de análisis para cada estudio empírico que cumplió con nuestros criterios de inclusión.

2 Métodos

2.1 Diseño de estudios y metodología de búsqueda de literatura.

El presente estudio se llevó a cabo de acuerdo con las recomendaciones de las directrices de Elementos de informes preferidos para revisión sistemática y metanálisis (PRISMA) (17). Se realizaron búsquedas electrónicas en cuatro bases de datos (Medline, SPORTDiscus, CINAHL y PubMed) para recopilar literatura relevante, y la Fig. 1 proporciona una descripción esquemática de la metodología de búsqueda, realizada en enero de 2023, sin restricciones en la fecha de publicación. Se utilizó una estrategia de búsqueda dentro de los operadores booleanos para identificar artículos específicos relevantes para la pregunta de investigación, con un resumen proporcionado en la Tabla 1.

Figura 1
Figura 1

Diagrama de flujo que muestra la identificación y selección de estudios. Los estudios incluidos a menudo informaron más de una característica física, razón por la cual la fila inferior de números (norte= 50) es mayor que el número total de estudios (norte= 20). Antro.Antropometría

Tabla 1 Una descripción general de las palabras y frases específicas utilizadas para los términos de búsqueda

2.2 Criterios de inclusión/exclusión

Los criterios de inclusión requerían que los estudios (1) determinaran la asociación entre las características físicas evaluadas en al menos una prueba física y el CHS; (2) incluían golfistas de cualquier nivel, pero debían estar libres de lesiones; y (3) haber sido revisado por pares y publicado en idioma inglés. Se excluyeron los estudios que eran (1) revisiones o artículos de congresos, (2) estudios de intervención y (3) si no contenían datos originales. Después de completar todas las búsquedas relevantes, se completó una búsqueda adicional en Google Scholar de cualquier artículo que pudiera haber sido relevante o no estar completamente disponible en las bases de datos antes mencionadas. Finalmente, también se buscaron artículos relevantes en las listas de referencias de los estudios incluidos, junto con las citas anteriores.

2.3 Estrategia de detección

Los artículos extraídos durante la estrategia de búsqueda luego se seleccionaron a través de un proceso de tres etapas: (1) se eliminaron los duplicados de artículos de términos de búsqueda y bases de datos anteriores, (2) los artículos que se consideraron potencialmente apropiados se revisaron para una revisión completa y ( 3) los artículos fueron revisados ​​en su totalidad de acuerdo con los criterios de inclusión y exclusión por dos revisores independientes (AB y CB). Si se producía algún desacuerdo entre los revisores uno y dos, se consultaba a un tercer revisor (AE) para resolver este problema.

2.4 Calificación de la calidad del artículo

Para evaluar la calidad de la metodología del estudio, se utilizó una versión modificada de la herramienta Downs and Black Quality Index (18), de acuerdo con estudios previos (19, 20). De la versión original, las preguntas se eliminaron para esta revisión actual si se consideraban irrelevantes (no aplicables a…

Traducido automáticamenteTruncado a 10000 caracteres
Publicación Original

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Próximas formaciones

Curso

Curso en Prevención de Lesiones del Sprint, Salto y Cambio de Dirección en el Deporte

El entrenamiento de habilidades motoras específicas en el deporte es esencial para la mejora del rendimiento deportivo. Por lo que los procesos de aprendizaje motor, desarrollo motor y control motor resultan clave en la progresión y la mejora de las habilidades específicas.En el contexto de los deportes abiertos o de decisión, como los deportes individuales y de equipo de dinámica intermitente, el entrenamiento de habilidades motoras específicas como el sprint, el salto y los cambios de dirección, es la base para la mejora de la técnica deportiva y la táctica (individual y colectiva), ya que las mismas se incluyen en los episodios de duelo y todas las variantes de juegos en espacio reducido y deporte formal.Por lo que se considera de importancia fundamental la progresión correcta en el desarrollo metodológico de las habilidades, el control en la ejecución, y los aspectos mecánicos y fisiológicos a tener en cuenta en la prevención de lesiones relacionadas a las mismas.El presente curso propone el abordaje de las principales habilidades motoras deportivas, como el sprint, el salto y los cambios de dirección, de manera de brindar herramientas para su comprensión, análisis, control de ejecución, y metodología de entrenamiento apuntado a la prevención de lesiones en diferentes contextos deportivos.
Primera Edición
Curso

Diseño de Programas de Ejercicio en Cáncer y Enfermedades Neurodegenerativas

El ejercicio físico, junto a la alimentación, puede considerarse la piedra angular para la prevención de muchas de las enfermedades no-transmisibles e hipocinéticas que acosan una sociedad cada vez más sedentaria. Además, una vez instaurada la enfermedad, la correcta prescripción de ejercicio constituirá una parte fundamental del propio tratamiento en el continuo de la enfermedad para paliar sus síntomas, frenar su desarrollo y devolver la calidad de vida al paciente.Concretamente, la actividad física de intensidad moderada realizada de manera regular ha demostrado en diversos estudios que disminuye el riesgo de padecer cáncer hasta en un 50% según el tipo de patología. Sus beneficios en pacientes oncológicos están siendo también evidenciados con numerosos estudios, tanto durante el tratamiento como una vez finalizado, obteniéndose mejores resultados, un aumento en la calidad de vida de los pacientes y una mayor tasa de supervivencia.
8 Revisiones
4,75
Taller

HIIT y Entrenamiento Concurrente

La Especialización surge por las necesidades de actualización y profundización que se presentan a los profesionales ligados al entrenamiento y el ejercicio físico en distintas poblaciones y espacios de desempeño laboral con diferentes objetivos.Así es que la selección de temáticas, contenidos y disertantes está en relación a las necesidades de los profesionales en ENTRENAMIENTO EN LAS NUEVAS TENDENCIAS EN EL FITNESS de aptitud física y rendimiento, abarcando contenidos y metodologías prácticas que tienen que ver con la mejora de la salud, la aptitud física, la composición corporal, el rendimiento físico en el deporte, como así también lo que hace a recursos que posibiliten mayor variabilidad de estímulos para el desarrollo de clases o sesiones novedosas, y posibilitar una mayor adherencia de las personas destinatarias a los programas de entrenamiento y ejercicio físico en el fitness.El presente Taller en HIIT Y ENTRENAMIENTO CONCURRENTE buscará actualizar distintas formas de control de carga de entrenamiento y metodología aplicable al entrenamiento concurrente de fuerza y resistencia en diferentes contextos; incorporar nuevas posibilidades metodológicas relacionadas con el HIIT con orientación neuromuscular en el contexto de las clases grupales; y conocer los objetivos fisiológicos y las formas metodológicas de aplicación de cargas de entrenamiento HIIT en el ámbito de los deportes de dinámica intermitente.
Primera Edición